¿Cómo controlar el polvo y la suciedad de los pisos?

A la hora de pensar en la imagen de una empresa, comercio, oficina o cualquier establecimiento abierto al público, es necesario estar atentos a todos los detalles y no dejar nada al azar en lo que respecta a la limpieza e higiene. Seguramente usted cuenta con un buen servicio de limpieza, productos acordes para la desinfección e higiene de cada espacio y una aromatización seleccionada especialmente para tener ambientes perfumados, pero hay un factor que en muchas ocasiones se suele pasar por alto. Nos referimos al polvo y suciedad que permanentemente son trasladados a través del calzado de todas las personas que transitan en su empresa o comercio.

No es un detalle menor ya que no sólo genera suciedad sino que también se favorece a un desgaste más rápido de los pisos. Por otro lado, pensemos en lo que sucede cuando es un día lluvioso e ingresamos con los zapatos y/o zapatillas mojados al establecimiento: el agua, la humedad y la tierra se trasladan rápidamente por todos los sectores. Para evitar estos inconvenientes, se recomienda el uso de alfombras o tapetes ya que son un aliado imprescindible para la retención del polvo, arena, tierra, agua, humedad y grasas que todos trasladamos. Entonces, contar con esta solución conlleva varios beneficios, por un lado, logra que el ciclo de vida de sus pisos se extienda a lo largo del tiempo y, por el otro, brinda una imagen saludable a las personas que transitan por allí lo cual es un valor y diferencial con el que contará su establecimiento.

Puede estar tranquilo de que con el uso de alfombras/tapetes esta situación va a estar mucho más controlada. Además, es indispensable que este tipo de producto sea antideslizante para evitar posibles accidentes y tener la seguridad que la alfombra quedará en el lugar que usted lo decida. Por otro lado, tampoco se debe preocupar por realizar nichos o pensar lugares específicos en donde colocarla, ya que la alfombra tiene un espesor de 8mm lo cual le proporciona la libertad para elegir los espacios que considera más propicios para su uso.

Las alfombras se convierten así en una solución sencilla, práctica y elegante que no sólo cuidarán sus pisos sino que también favorecen a la imagen de su empresa o comercio. En Prohygiene podemos ayudarlo. Con nuestras alfombras la mayor parte del polvo y suciedad no ingresará al lugar ya que se destacan por su gran capacidad de absorción y retención de todo tipo de partículas, hasta un 80% de la suciedad que cada una de las personas tiene en su calzado quedará en ellas. Por otro lado, le aseguramos el control y mantenimiento periódico de las alfombras para que no tenga que ocuparse de limpiarlas, lo que muchas veces se vuelve engorroso.

Lo invitamos a que pruebe nuestro Sistema de Control de Polvo y Suciedad y obtenga la solución que necesita para el cuidado y la imagen de sus pisos.