¿Cómo lograr el bienestar femenino en el ámbito laboral?

Hoy en día nada tiene que dejarse libre al azar en lo que respecta al bienestar de nuestros colaboradores y colaboradoras en los espacios de trabajo. Está comprobado que trabajar en un lugar limpio, seguro, libre de malos olores y agentes contaminantes, bien iluminado y con descansos periódicos, aumenta la productividad, la buena predisposición, la eficiencia y todo esto mejora el clima de trabajo.

Sin embargo, no mucho se habla de los cuidados extras que se pueden tomar para que, por ejemplo, las mujeres estén realmente cómodas en estos espacios. ¿Alguna vez has pensado en la incomodidad que puede sentir una mujer al ir al baño de la oficina en sus días femeninos? ¿algunas vez has pensado cómo esos días afectan emocionalmente a las mujeres lo cual impacta de forma directa en su ánimo y, por lo tanto, en su productividad? ¿alguna vez te has detenido a pensar en cómo brindarles comodidad en este sentido? Entonces, podemos decir que hay ciertos aspectos especiales que se deben tener en cuenta si buscamos un clima laboral confortable para todas y todos. Un gran paso es prestar atención a lo que refiere y hace a la higiene femenina. Muchas veces los baños no son los más adecuados, desde su disposición hasta la limpieza e higiene de los mismos. Además, no suelen estar preparados de forma adecuada para que ellas desechen los residuos femeninos de forma higiénica. Una consecuencia directa de esto es que se genera una gran incomodidad que aumenta si encima el baño es compartido con otras personas. A su vez, un dato no menor es que dichos residuos pueden generar mal olor y bacterias que afectan la salud de todos, como así también cierta sensación desagradable a la vista. Y aquí encontramos que hay contaminación que afecta a la salud de los empleados y empleadas, además de la contaminación olfativa y visual.

Para comenzar a buscar una solución y brindarle confortabilidad a las mujeres, un gran paso es que dejemos de lado los temas tabúes como suele ser la menstruación femenina y los aspectos vinculados a su emocionalidad. Debemos manejarlo de forma cuidadosa y profesional. Como dijimos, unos simples pasos pueden solucionar esta problemática y generar pleno bienestar, por lo menos en este aspecto, para las mujeres que trabajan en su compañía.

Desde ProHygiene podemos ayudarlo a través del Sistema de Gestión de Residuos Higiénicos Femeninos. El Sistema permite que se desechen dichos residuos sin entrar en contacto con el cesto -contenedor con diseño exclusivo- ya que cuenta con una tapa que tiene una ventana plástica para realizar el descarte de los apósitos sin necesidad de tocarla y además evita que se vea el interior del cesto. A su vez, incluye un líquido desodorizante que neutraliza las bacterias que producen mal olor.

Este cesto se convierte así en una solución profesional, innovadora, sencilla y discreta a un tema íntimo que genera mucha incomodidad y que puede afectar el rendimiento laboral de sus colaboradoras. A su vez, ayuda a evitar atascos en los sanitarios y cañerías.

¡No dude en consultarnos y distinga a su organización con una solución estética y efectiva!