¿Malos olores en su veterinaria? Le contamos la solución

Como todo lugar que recibe público constantemente, las veterinarias no están exentas de que se perciban malos olores cuando ingresamos o permanecemos allí por un tiempo prolongado. Además, si le sumamos el hecho de que no sólo transitan personas sino principalmente animales, los aromas desagradables suelen ser más intensos. Está claro que quienes tenemos mascotas en nuestros hogares sabemos que muchas veces ellos generan malos olores, incluso hasta las bolsas de sus alimentos tienen un aroma intenso. Entonces, en las veterinarias, que incluso suelen ser espacios pequeños y que transitan muchos animales y personas por día, resulta necesario prestar atención a esta situación e intentar mitigarla ya que sólo la limpieza diaria pareciera no alcanzar.

Si bien como dueño o dueña de una veterinaria, usted no puede evitar la aparición de estos olores en las salas, sí puede evitar que se extienda al resto del establecimiento logrando un ambiente controlado, agradable y libre de malos olores. Esta aromatización no solo es una ventaja para la salud de los animales sino que posiciona a su establecimiento entre aquellos espacios que buscan una solución integral para sus clientes. Es decir, que su veterinaria además de responsabilizarse por la salud de las mascotas que allí transitan, le brinda también a los dueños un lugar delicadamente perfumado en el que pueda pasar una confortable estadía. Y está comprobado que este detalle puede beneficiar y posicionar de mejor manera a su pet shop o veterinaria invitando al consumidor a permanecer allí y a volver para adquirir sus productos y servicios. De esta forma, se crea un ambiente agradable y de bienestar que propicia una experiencia integral tanto para la mascota como para su dueño.

No debemos perder de vista que el mundo de los pet shop o veterinarias es un mercado en constante crecimiento. La gente cada vez tiene más mascotas en sus hogares y los animales pasan a ser una parte fundamental en la vida familiar. Por eso, hacemos todo lo que esté a nuestro alcance para que ellos estén bien y cuidados ya que el momento de llevarlos a la veterinaria puede ser traumático para muchos. Pero usted puede colaborar a crear una experiencia más agradable, cómoda e higiénica para todos a través del control de los aromas. Existen distintos tipos de fragancias y de Sistemas de Aromatización para que elija el que mejor se adapta a las necesidades de su negocio.

De esta forma, no sólo brindará un espacio confortable a los animales que deban ser atendidos, sino también a sus acompañantes que son quienes decidirán regresar al establecimiento para futuras consultas o compras de productos y servicios. En este sentido, el aroma y la fragancia seleccionada jugarán un rol particular en esa elección. Así que, si usted es dueño de una veterinaria o pet shop, le recomendamos que tenga en cuenta estos aspectos y apueste por contar con ambientes delicadamente perfumados que le proporcionarán un diferencial para destacarse entre sus clientes. Las mascotas y sus dueños le estarán agradecidos.